Desde la antigüedad han existido ataques a personalidades, especialmente cuando estas desempeñan funciones destacadas en la sociedad o participan en actividades políticas o empresariales. Desgraciadamente, es algo inevitable.

Por otro lado, Internet es una herramienta horizontal que cada vez utilizan más personas en sus casas, pero también grupos armados, delincuencia organizada, detractores políticos y profesionales, colaboradores resentidos o personas con alteraciones psicopatológicas y la delincuencia común con intereses económicos.

La protección de un VIP, dignatario, funcionario público del más alto nivel, diplomático, personalidad, político, empresario o cualquier persona relevante que requiera especial protección debe centrarse en la prevención de riesgos y en la adaptación en cada caso de un plan que contemple todas las posibles amenazas.

En la fase de prevención, protegemos sus comunicaciones, su navegación por Internet, terminales móviles, dispositivos, datos personales, reputación e información en fuentes abiertas y, si es necesario, contemplamos un seguimiento por geoposicionamiento, monitorizamos posibles amenazas y proporcionamos inhibidores y blindajes para diferentes tecnologías.

En la fase de reacción, ponemos rápidamente a su disposición nuestra superior capacidad de respuesta para neutralizar una amenaza al inicio de la agresión.

Astabis IRM es el titular de los derechos de propiedad industrial e intelectual relativos a la página web. Está prohibida cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y, en general, cualquier acto de explotación de la totalidad o parte de los contenidos que integran el sitio web.