El ciberespacio se define como un dominio global dentro de un ambiente de información que consiste en redes interdependientes de tecnologías e infraestructuras de información, incluidos Internet, redes de telecomunicaciones, sistemas informáticos, procesadores y controladores empotrados.

El ciberespacio es uno de cinco dominios interdependientes; los otros son el aire, la tierra, el mar y el espacio. Los nodos del ciberespacio residen físicamente en cada uno de los cinco dominios y las actividades en el ciberespacio permiten tener libertad de acción para actividades que afectan a los demás dominios.

Las ciberoperaciones, por su parte, son el empleo de cibercapacidades con el propósito principal de alcanzar determinados objetivos dentro o a través del ciberespacio. Estas operaciones abarcan acciones en redes informáticas y actividades para operar y defender la red y la infraestructura que integra los sistemas de información, servicios, procesos y los datos de defensa para el desarrollo y la ejecución de operaciones.

Las cibercapacidades y las ventajas del ciberespacio son parte integral del ejército, de sus funciones y de su potencia de combate. Las operaciones en el ciberespacio pueden producirse casi instantáneamente, a una velocidad que las fuerzas del ejército no pueden alcanzar en otros dominios. Dependiendo del grado de interconectividad, esto puede pasar en distancias de escala global y casi a la velocidad de la luz. Así pues, la velocidad que estas actividades pueden alcanzar, antes no conocida, plantea la necesidad de contar con una gran velocidad en la toma de decisiones, mucho mayor que en épocas anteriores.

Astabis IRM es el titular de los derechos de propiedad industrial e intelectual relativos a la página web. Está prohibida cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y, en general, cualquier acto de explotación de la totalidad o parte de los contenidos que integran el sitio web.