Las amenazas cibernéticas tienen hoy en día muchas caras y los criminales utilizan Internet para cometer fraudes, realizar robos a gran escala o acosar a menores, entre otros delitos.

Así mismo, el espionaje y el terrorismo explotan las redes para robar secretos y atacar infraestructuras críticas. Y dado que internet ofrece un anonimato casi total, es difícil determinar la identidad, los motivos o la ubicación de un cibercriminal.

Desde Astabis brindamos el apoyo activo necesario para investigar crímenes de alta tecnología, como el espionaje industrial, las intrusiones y los daños en sistemas informáticos, el robo de identidad o de propiedad intelectual, la revelación de secretos, amenazas, acosos o atentados contra el honor, así como todo tipo de fraudes y todo los delitos relacionados con la pornografía y la explotación infantil.

Además, nuestra experiencia única en inteligencia sobre fuentes abiertas nos permite aportar un gran valor al patrullaje que de forma automatizada identifica en la Red actividades sospechosas y delitos potenciales.

Utilizamos procesos de análisis basados en el lenguaje y el aprendizaje computacional y constantemente buscamos y analizamos distintos recursos de Internet. La información que se recoge se añade a nuestra base de datos, que conforma un conocimiento real especializado que nos permite perseguir delitos con inteligencia contrastada.

En definitiva, con el objetivo de abordar estos crímenes de manera efectiva, recogemos y compartimos información y ayudamos a generar inteligencia en colaboración con nuestros clientes, lo cual asegura la identificación, persecución y detención de quien comete un delito en la Red.

Astabis IRM es el titular de los derechos de propiedad industrial e intelectual relativos a la página web. Está prohibida cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y, en general, cualquier acto de explotación de la totalidad o parte de los contenidos que integran el sitio web.